Las acusaciones señalan que en el transcurso de una discusión, el acusado, presuntamente, apuñaló a su madre con el cuchillo, causándole lesiones que tardaron en curar 124 días y de las que le han quedado varias secuelas.

La fiscalía señala que la víctima, aunque malherida, logró salir al rellano de la escalera a pedir auxilio, aunque el hijo logró devolverla a la vivienda, donde permaneció hasta que llegó la Policía Nacional.