Con una lluvia de botellas y piedras contra los antidisturbios termina un botellón por las fiestas de Alcalá

Varios grupos de jóvenes alargaron las fiestas de Alcalá de Henares, que terminaron a la una de la madrugada y provocaron disturbios en la plaza de Cervantes.

De los enfrentamientos resultaron ocho policías heridos y cinco detenidos por abalanzarse con piedras y botellas a los antidisturbios durante el desalojo de un botellón en Alcalá.

Aunque las casetas y ferias cerraban a la una de la mañana, varios grupos de jóvenes alargaron la noche en las calles complutenses.

Los disturbios se produjeron a las 4.14 horas de este sábado, después de que un vecino alertara de la fiesta improvisada.

Los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, los llamados antidisturbios, procedían a desalojar la plaza de Cervantes cuando las personas congregadas comenzaron a increparles, según han informado a la ABC fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los policías recibieron una lluvia de botellas, piedras y otros objetos que alcanzaron a siete antidisturbios y un agente local, quienes sufrieron heridas leves.

Una vez desalojada la plaza de Cervantes, los encontronazos continuaron en la calle de la Trinidad, a las puertas del Ayuntamiento de la localidad, según ha informado Telemadrid.

La noche culminó con cinco detenidos que pasarán a disposición judicial, salvo uno de ellos, por ser menor de edad.

En los últimos días, estos mismos grupos de jóvenes ya habían aprovechado las fiestas para cometer actos vandálicos en el municipio.

Las críticas sobre estas ferias no se han hecho esperar por parte del PP, en relación a la gestión del alcalde la localidad.

Notas relacionadas:

Violentas manifestaciones en Barcelona acaban con 12 detenidos y 20 Mossos heridos

Segunda noche de botellones en playas Barcelona