Hostelero de 55 años se suicida por depresión luego de que invirtiera todo su dinero tras el cierre de los negocios. Según testigos allegados a la víctima  estaba hundido en la depresión luego de haberlo invertido todo y los negocios fueran clausurados.

Un hostelero del barrio de Nervion, En Sevilla, fue encontrado sin signos vitales en el bar que administraba en la calle Padre Pedro Ayala. Este hecho sucedió en la tarde del pasado jueves y ha consternado al barrio sevillano.

El hombre hallado muerto de 55 años, deja una mujer y tres hijos, el cuerpo sin vida del hombre fue encontrado por su propio padre.

La policía, Nacional y Emergencias Sanitarias acudieron al sitio pero no pudieron hacer nada por la vida del hombre, por lo que lo declararon sin vida.

Los familiares del hostelero se encargaron de explicar que la situación de la clausura de negocios le afectó mucho, ya que se prolongó por dos meses. Por lo tanto, el hostelero se suicida por depresión que lo inundo en ese momento.

La causa de la muerte, según fuentes cercana al difunto, residía en una gran inversión que este había hecho a su negocio. Por lo tanto, al no poder enfrentar la situación y al cierre de las hostelerías decidió quitarse la vida.