17.2 C
Murcia
viernes, febrero 26, 2021

Más allá de las protestas por la liberación del rapero Pablo Hásel

Lo que empezó por la liberación de un cantante, se ha convertido en toda una batalla campal de estudiantes contra las fuerzas policiales, y de entre los políticos a favor y en contra del independentismo

Desde el pasado martes se vienen reportando en varias zonas del país, protestas violentas y disturbios en apoyo a la liberación de Pablo Hásel, que fue condenado por Audiencia Nacional.

Conglomerados, en los que el vandalismo hacia los comercios, amedrantamiento tanto de los protestantes como los policías, heridos y detenidos han marcado la pauta.

Las manifestaciones se sucedieron en una treintena de ciudades españolas. En Granada, Sevilla, Lérida, Tarragona, Gerona. Y en Madrid y Barcelona, culminaron en enfrentamientos entre los asistentes y los agentes de Policía.

Hasta ahora, van 9 detenidos (entre ellos 6 menores y cuatro mujeres) y 55 heridos en Madrid (35 de ellos policías, según fuentes policiales), 29 detenidos en Cataluña, y varios detenidos en Granada.

Además, de tres de los policías heridos en Madrid que fueron trasladados al hospital.

Para el tecer día de protestas, se armaron barricadas y hubo quema de contenedores en Barcelona a favor del rapero. Al menos, se registraron ocho detenidos y vandalismo contra comercios, uso de pirotecnia y piedras contras los Mossos.

Esta última jornada de protestas comenzó pacíficamente a 19:00 horas con actuaciones musicales de raperos y reivindicaciones a favor de la libertad de expresión y el «arte libre».

Luego los manifestantes empezaron a desplazarse una hora después con gritos de «Libertad Pablo Hásel» y cánticos contra la policía, lo que se desencadenaría en una reyerta.

Asimismo, se ha visto cómo las plataformas independentistas, sin disimulo, reparten durante las manifestaciones consignas para evitar ser detenidos o reconocidos en los disturbios callejeros.

Inclusive, se ha difundido el ‘manual de guerrilla’, en la que se explica detalladamente cómo armar barricadas y porras artesanales, láser contra los agentes, lanzamiento de objetos contundentes, entre otros.

La situación dista de acabarse, pues los estudiantes se preparan este viernes para protestas duras. El Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC), una organización de referencia del independentismo, ha convocado una huelga universitaria “por la amnistía y la independencia”.

Saldo de los disturbios

Además de las detenciones y heridos, se han reportado destrozos a comercios. Por ejemplo, en Barcelona, un concesionario Volkswagen fue vandalizado durante los disturbios de anoche.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha cifrado en unos200.000 euros, entre público y privado, la factura de los daños ocasionados por los disturbios del pasado miércoles.

Como herida de gravedad, una joven resultó herida en los disturbios de Barcelona, en el que pierde el ojo por una bala de foam.

Donde primeramente fue valorada por el Servicio de Emergencias como un corte en la ceja. Pero al ser ingresada al Hospital Clínico para conocer el alcance del impacto, se constató que tenía un traumatismo ocular y que tuvieron que extirparle el ojo.

Por su parte, Interior abrió una investigación para aclarar cómo una joven ha perdido un ojo en las protestas de Hasél. En donde la trazabilidad de las balas de foam permitirá determinar si el proyectil salió de un arma de los Mossos o de los protestantes.

La posición política

Desde el bando izquierdista, Pablo Echenique, manifestó su apoyo a los manifestantes en Twitter: «Todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles».

Por otro lado, Vox acusa a Podemos de animar a las «ordas» y, Podemos defiende que la derecha lanza a los sindicatos policiales contra los estudiantes.

Asimismo, por las redes se han publicado vídeos donde aparece el líder de Podemos, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, de Más Madrid, fraternizando con Pablo Hásel en un concierto en 2012.

Podemos y Más Madrid, por supuesto que no han condenado la violencia en las calles y califican de «protestas pacíficas» los disturbios. De igual manera que lo hacían los medios y políticos demócratas en Estados Unidos con los disturbios del Black Lives Matter.

Ante esto, la presidenta de Madrid, exigió ayer la dimisión de Pablo Iglesias por estar «siempre detrás de los movimientos vandálicos» como los de antenoche en la Puerta del  Sol.

E igualmente, el PP pide a el ministro de Interior Marlaska que condene dichos actos violentos.

Independentistas conscientes

Según la plataforma L’Alerta, que sirve de nexo común de comunicación entre los distintos colectivos independentistas de Cataluña, «estos alborotos callejeros buscan gasolina para mantenerse, gasolina ideológica.

Se pretende tener como excusa la aprehensión de Hásel para armar estas oleadas de protestas, que según este grupo no podrá ser sostenida en el tiempo para conseguir un cambio real si no se concreta qué cambio o qué objetivo se persigue.

En un comunicado de esta plataforma, se cuestiona el futuro de la situación: “Las movilizaciones, si no son para asaltar la prisión donde tienen secuestrado a Pablo Hásel, ¿qué objetivo persiguen? Porque si no hay un objetivo claro (derogación de una ley, petición de un referéndum…) hace difícil que el resto de la gente ni dé apoyo a las protestas, ni se sume”.

El protagonista de todo y su prontuario

Entre los antecedentes y condenas imputadas al rapero, están las siguientes:

  • En 2015, la Audiencia ya le había condenado a dos años de prisión por otro delito de enaltecimiento del terrorismo de ETA y los GRAPO, asñi como, por injuriar a la Corona imputándoles delitos por los que no hay condena alguna.
  • En 2018 fue imputado por los sucesos acaecidos ante la Subdelegación del Gobierno de Lérida, que pudo verse en la tele, tras conocer la detención en Alemania del expresidente de la Generalidad, el prófugo Carles Puigdemont.
  • En enero de 2020, es condenado a seis meses de prisión por un delito de lesiones y coacciones, al agredir a un periodista en la Universidad de Lérida durante una rueda de prensa.

Además de la pena de prisión, se le obligó a indemnizar a la víctima con 12.150 euros y a pagar una multa de 5.400 euros por otro delito de coacciones por haber impedido que los periodistas grabaran tapándoles las cámaras.

  • En ese mismo año en junio, es condenado a dos años y medio de cárcel, y a una multa de 2.400 euros por dar una paliza a un hombre que fue testigo en un juicio y cuyo testimonio iba en contra del de un amigo.

Al acumular estas dos condenas, ya él estaba en conocimiento de que iba a ir a prisión. Más sin embargo, el pasado lunes se refugió en la Universidad de Lérida en medio de un centenar de personas atrincheradas para evitar su detención. Y hasta hoy ya todos conocemos cómo ha transcurrido la historia.

Nota relacionada:

Desalojan en medio de una multitud atrincherada al rapero Pablo Hasél

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Noticias más leidas

¿Sufres de Tripanofobia y aún no lo sabes?

0
Si sientes un miedo irracional a las inyecciones o agujas, sufres de Tripanofobia. Un temor muy común en el mundo y comprometedor en estos tiempos...

Noticias relacionadas

En Pulpí dieron inicio a las reparaciones del camino de Pozo Higuera a Benzal

En el municipio de Pulpí se inició la ejecución del proyecto de reparación del camino de Pozo Higuera a Benzal. Este proyecto forma parte de...

En Puerto Lumbreras conmemoran el Día Internacional de la Mujer con un mes repleto de actividades

El Ayuntamiento de Puerto Lumbreras conmemorará el día Internacional de la Mujer con una serie de talleres, charlas online, actividades físicas y culturales, con...

Impresionante despliegue policial en El Palmar contra el tráfico de droga

En un impresionante despliegue policial  detienen a nueve personas  en una casa que había sido marcada como punto de venta y producción de marihuana....

Con total desconfianza empieza la vacunación con la dosis de AstraZeneca en Lorca

Hoy comenzó la campaña de vacunación a los Policías de Lorca con la mayor de las desconfianzas y renuencia por la dosis de la...